Visitar Alarcón Turismo que ver Castillo de Alarcón

En un pueblo de la provincia de Cuenca, en uno de los cerrados meandros del Júcar, en el que se erige un cerro. Su población data de tiempos ancestrales cuando el terreno lo habitaban las tribus iberas, romanizadas después.

Alarcón junto con Belmonte, Úcles y la propia Ciudad de Cuenca forman los puntos turísticos más visitados de la provincia de Cuenca, En Alarcón además cuenta con la buena ubicación entre la carretera de paso entre Madrid y Valencia. La visita guiada por Alarcón tiene que estar dentro de nuestras rutas fundamentales para conocer Cuenca.

Lo primero que nos sorprende en nuestra visita por Alarcón es la buena mezcla entre naturaleza y patrimonio artístico monumental, en la que destaca el Parador de Turismo Nacional y La Iglesia de Santa María.

En tiempos de la invasión musulmana el pueblo de Alarcón se configura como fortaleza y precisamente este es el origen de su nombre, pues “Alarcón” significa “la fortaleza”, que empiezan siendo solo un pequeño baluarte defensivo, un pequeño castillo para defender el terreno, sobre el que se edificaría el que aun hoy puedes contemplar.

Además del castillo tiene otro patrimonio arquitectónico, tal como la Ermita de Santa María de la Orden, en clara alusión a la Orden de Santiago; la Iglesias de Santo Domingo de Silos, que data del siglo XIII, románico tardío.

De su fábrica original conserva ábside semicircular rematando su única nave y también la portada abocinada con columnillas encapiteladas en cada una de las jambas con arquivoltas que apuntan un protogótico. También en ella hay presencia del Renacimiento y Barroco, siendo declarada el 19 de febrero de 1992, Monumento Nacional.

Otro patrimonio arquitectónico son las iglesias de Santa María del Campo, San Juan Bautista, hoy convertida en Centro de Arte Pintura Mural de Jesús Mateo, que se empeñó en pintar el interior de la antigua iglesia, pinturas que se realizan entre 1994 y 2002 y que han sido protegidas por la UNESCO; y también destaca la Iglesia de la Santa Trinidad.

Dentro de la arquitectura civil de Alarcón hay que visitar el Palacio de los Castañeda, por supuesto el Ayuntamiento y la Casa de Villena, que nos trae al recuerdo las luchas al trono entre los Reyes Católicos y Juana, llamada La Beltranea, a quien tanto apoyo prestó el Marqué de Villena.

Alarcón fue declarada Conjunto Histórico-Artístico en el año de 1981.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *