Visitar Torcas de Los Palancares Cuenca

Para visitar Las Torcas debes venir en coche propio y deberás aparcar en la zona habilitada al efecto, aquí también existe un punto de información con panel informativo de las rutas, como llegar a las Torcas de Los Palancares, formaciones y posibles recorridos para los amantes del senderismo.

Ve bien pertrechado, es decir, llévate calzado ligero y cómodo para caminar por caminos sin asfaltar. Los recorridos de las Torcas de Los Palancares son de una temporalidad breve que viene a oscilar entre los treinta minutos y la hora y media, dependerá de la forma física de los visitantes y de lo que se quiera uno detener en el recorrido.

Torcas de Los Palancares

El Monumento Natural de Las Torcas de los Palancares, un total de 22, y Tierra Muerta, constituyen uno de los sitios más desconocidos de Cuenca. Por lo que el valor turístico del paraje cobra valor porque puedes contemplar, en estado puro, la naturaleza, lejos de aglomeraciones. Ya sabemos que cuando vamos a visitar algo y el sitio está muy concurrido es algo agobiante y se le pierde interés al recorrido. No es ese el caso de las Torcas de Los Palancares te lo aseguro.

También podemos organizar una visita guiada a las Torcas de Los Palancares, de esta manera y con un guía local de cuenca conoceremos a fondo el lugar con explicaciones de la historia del hundimiento del suelo rocoso de este fabuloso lugar que visitar.

Cuando llegues te presentarás ante el Monumento Natural de Castilla-La Mancha más extenso y es un ejemplo de cómo se comportó la evolución de la Tierra concretamente en el Sistema Ibérico Meridiona, que también cuenta con unos muy bien conservados y muy extensos sabinares albares y pinares.

Formaciones Torcas Palancares

Las torcas son formaciones kársticas, depresiones del terreno espectaculares que se han formado mediante el hundimiento de los techos de cavernas; y que en su formación, las depresiones se encontraron a nivel de acuíferos, esta es la razón por la que verás cómo se han formado las siete lagunas que están especialmente protegidas, que cambian de color a finales del mes de Agosto por el efecto químico derivados de la interacción de microorganismos que habitan en sus aguas en esta época haciendo que la tonalidad no sea la propia incolora del agua sino un tono blanquecino amarillento. A todo lo cual tendrás la oportunidad de ver que se suma una abundante biodiversidad, tanto de especies animales como vegetales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *