Semana Santa Cuenca 2013

Semana Santa en Cuenca 2013. Mejor, Semana Santa según Cuenca. Porque Cuenca tiene su propia teoría de la Semana Santa, y sobre todo, porque sabe vivir su Semana Santa de manera especial.

Es muy difícil que los que van a venir a Cuenca solamente a ver su Semana Santa, puedan comprenderla.

Las Hermandades se convirtieron en Cofradías haciendo defensa de su fe, y se echaron a la calle con sus pasos y organizaron las procesiones, para proclamar más aún esa fe, un tanto amenazada, y para expresar una lección de plástica de la Pasión de Cristo y el dolor de la Virgen reflejada en los pasos de la Semana Santa Conquense.

Pero a pesar de todo, el que se contente con venir a ver la Semana Santa de Cuenca como mero espectador, sin tomar parte, es decir, sin vivir nuestra Semana Santa Conquense al mismo tiempo que nosotros, se va a quedar sorprendido, boquiabierto y quizás desilusionado.

Todos los desfiles procesionales de la Semana Santa de Cuenca le parecerán lo mismo, Todos los pasos, iguales. Se hará un lío viendo tanto nazareno, y al final puede ser que crea que ya conoce la Semana Santa de Cuenca.

Se equivoca. Habrá visto todas las imágenes, habrá visto pasar y desfilar a los penitentes, con distintas túnicas, habrá visto cómo los banceros toman las empinadas y cerradas calles del casco antiguo de Cuenca con absoluta maestría, habrá escuchado todas las marchas procesionales típicas de Cuenca, habrá hecho multitud de fotos o vídeos de la Semana Santa de Cuenca.

Pero…¿Y el espíritu? ¿Y el latido de los corazones de los nazarenos bajo sus túnicas? ¿Y la labor de las Hermandades durante todo el año, con sus misas, sus cultos o diversas funciones religiosas?

Hay muchas cosas que ver en la Semana Santa de Cuenca, quizá las mas importantes, que no se pueden ver con los ojos de la cara, sólo con los del alma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *