Plaza de la Merced y Seminario Conciliar de San Julián

Si vas a Cuenca y no visitas el Seminario Conciliar de San Julián te dejarás en blanco un trozo de historia. Está en la plaza de la Merced y es bello edificio barroco que fue construido, a mediados del siglo XVIII, por el arquitecto fray Vicente Sevilla.

El edificio fue construido sobre los restos de lo que fue el Palacio y casas del Marqués de Siruela y Valverde datadas en el siglo XVI, en el año de 1745. Los fondos para su construcción se deben al obispo José Flores Osorio, quien donó los fondos para su construcción.

Fundamentalmente el Seminario Conciliar se construye a lo largo del siglo XVIII y en su construcción conserva muros de lo que fue el antiguo Palacio de los Marqueses de Cañete y Hurtado de Mendoza, que fueron virreyes de Perú y fundadores de la ciudad de Cuenca en Ecuador. Hoy día las dos cuencas están hermanadas y los descendientes de estos marqueses de Cañete y Hurtado de Mendoza construirían además otras ciudades en Ecuador.

Destacan en este magnífico inmueble la rica biblioteca que custodia preciados volúmenes y en breve, se espera que acoja una rica colección de códices y manuscritos propiedad del seminario.

Destaca asimismo el retablo gótico, en la capilla, del Maestro de Horcajo, que sirve también como sala de conciertos en la Semana de Música Religiosa de Cuenca. También te sorprenderá la portada barroca del seminario conciliar.

El marco en el que se ubica, la Plaza de la Merced, es un bello y monumental sitio de la ciudad de Cuenca, en el que antiguamente existió un convento de mercedarios calzados, que después pasaría a habitarse por Esclavas del Santísimo Sacramento, alias “Las Blancas”.

Aquí tendrás ocasión de comprobar como siempre las monjas Blancas tienen siempre a una de ellas al cargo de la custodia de la Sagrada Forma, tanto durante el día como durante la noche.

La orden de La Merced, que era la vinculada originariamente al edificio, va muy unida a los asilos de desamparados y esta funcionalidad cumplía el inmueble que actualmente alberga al llamado Museo de las Ciencias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *