Museo Diocesano y Catedralicio de Cuenca

El Museo Diocesano de Cuenca se crea por Decreto el día 28 de enero de 1977 y queda publicado en Boletín Oficial del Obispado. Su creación se gesta en base a la colaboración entre la Caja de Ahorros y el Obispado conquense.

Podemos ver y entrar al Museo Diocesano y Catedralicio de Cuenca situado en los bajos del Palacio Episcopal, el edifico cuenta con 14 salas con exposición permanente de obras de arte y toda la historia del edifico del Museo Diocesano y Catedralicio de Cuenca.

La gran fuerza de los símbolos religiosos expuesta que podemos ver en el Museo Diocesano y Catedralicio de Cuenca configuran la mayor colección de arte religioso de la ciudad de Cuenca.

El Obispado adoptó el compromiso de apertura y aportaba los fondos, al menos durante quince años, la Caja de Ahorros se comprometía a colaborar económicamente y anualmente, así como a financiar la instalación del Museo Diocesano.

El Museo Diocesano se ubica en el Palacio Episcopal y consta de tres plantas, quedando adosado al edificio episcopal en su fachada SE, teniendo acceso por la C/ Obispo Valero.

Fernando Barja Noguerol fue el arquitecto encomendado por La Caja para diseñar y adaptar el espacio dándole un itinerario lógico, se dotó de cámara acorazada y de la debida seguridad en todo el espacio que ocupa, que vienen a ser 1.007 m2.

El coste de la empresa ascendió inicialmente a 11.000.000 de pesetas; y Barja conservó la estructura del edificio en su totalidad, restaurándolo con esmero pues no en vano se trata de un edificio que data del siglo XII, a saber por la inscripción árabe-cúfica, que apareció en el Museo, en su salón principal; pero adaptándose a la restauración del siglo XVI llevada a cabo por el Obispo Rodrigo de Castro en el año 1578, según consta en lápida conmemorativa con el escudo episcopal ubicado en la puerta de la Sala de las Alfombras.

También por encargo de la Caja de Ahorros se encarga del diseño del espacio artístico Gustavo Torner, que consigue lograr un perfecto equilibrio entre los conceptos de arte y fe, como tendrás la oportunidad de comprobar en su visita al Museo Diocesano en Cuenca.

La Iglesia así correspondía con la recomendación de la Conferencia Episcopal de conservación y protección de patrimonio eclesiástico que había hecho seis años antes de la inauguración del Museo Diocesano de Cuenca.

Una porcion de los fondos del Museo Diocesano son propiedad de la Catedral de Cuenca y el resto procede de las Parroquias de la Diócesis y del Palacio Episcopal, atendiendo a las recomendaciones de la Conferencia Episcopal sobre concentración del patrimonio en Museos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *