Museo en Cuenca Fundación Antonio Pérez

El museo está situado en las salas que ocupan las entreplantas y los sótanos del antiguo Convento de Carmelitas Descalzas de Cuenca y está gestionado por la Fundación Antonio Pérez, que se creó con las colecciones que Antonio Pérez reunió a lo largo de su vida. El fondo documental abarca tanto pinturas como grabados, esculturas, libros, etc.

Cuando te gastes todo el presupuesto que tenías, no te preocupes, en Cuenca siempre encontrarás museos como la Fundación Antonio Pérez que se puede visitar gratis o pagando una entrada barata. Tal es el caso del Museo de Antonio Pérez, que tiene entrada gratuita, para algunos día de la semana y para todo los menores de 10 años que visiten la Fundación Antonio Pérez.

Tiene en total cuatro plantas y cuenta con más de treinta salas, reuniendo en ellas además interesantísima muestra de tipología y de estilos de Arte Contemporáneo como el Informalismo, el Arte Pop, la Abstracción con obras que hablan de los autores internacionales que les dieron ser como como Millares o Gordillo; como Torner o Antonio Saura; como el Equipo Crónica o Bonifacio, Chillida, Andy Warhol, Rueda, Canogar o Zóbe, entre otros.

La Colección de Objetos de Antonio Pérez es el punto de partida de tan amplia colección de obras de arte, y no sólo de arte contemporáneo como estás viendo, aunque son más de 3.000 las obras contemporáneas entre pintura, escultura y demás obra gráfica.

Pero la colección originaria de Antonio Pérez habla mucho más que de Historia, habla de la personalidad de su coleccionista. Y el edificio en sí es una suma de épocas y de estilos en el tiempo que van desde el renacentista, barroco hasta el arte contemporáneo más vanguardista.

La entidad depende de la Diputación de Cuenca y su nombre oficial es Fundación Provincial de Cultura Antonio Pérez, que entre sus servicios también ofrece talleres para la de investigación de artistas.

Antonio Pérez, nació en Sigüenza y visito Cuenca en su etapa de recorrer España a través de sus ríos, en su paso por Cuenca conoció a Saura y Miralles. Estando en París participo en la fundación de la editorial Ruedo Ibérico. En su vuelta a España decidió instalarse definitivamente en la Ciudad de Cuenca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *