Iglesia de San Nicolás de Bari y Plaza San Nicolás

La iglesia de San Nicolás de Bari de Cuenca es anterior al siglo XV, de estilo renacentista con torre compacta de sillares que le da cierto aspecto de fortaleza y portada con tímpano ojival a la que se accede mediante escalinata, arquivoltas y contrafuertes típicos de la arquitectura del gótico con rosetón y vanos para crear un ambiente elevado en el interior. Está construida con revestimiento de mortero y reforzada en sus esquinas por sillería.

Como todo en Cuenca, verás que se adapta al terreno. Tiene planta rectangular y en su cabecera ábside de piedra. Hoy este ábside aparece sepultado por la construcción de viviendas adosadas a la iglesia.

El templo tiene fachadas en la plaza de San Nicolás, por donde tiene su puerta de acceso principal a la iglesia, y está compuesta por un arco ojival con moldura, que recuerda a los tímpanos románicos y góticos pero que el Renacimiento ha ido suavizando. El arco se sostiene mediante pilastras adosadas que son las jambas del vano, presentan un sencillo capitel que evoca el estilo corintio por su decoración floral.

La torre es de planta rectangular y de dos cuerpos, en el inferior de los cuales verás la fábrica en base a mampostería revestida de mortero, que ha sido reforzado en las esquinas por medio de sillares; y en el segundo cuerpo presenta sillería, rematada por cornisa de piedra y alero. La cubierta es en la torre de teja a cuatro aguas.

Planta de una nave dividida en tres cuerpos, cada uno de los cuales se encuentra separado del siguiente por pilastras adosadas que rematan en entablamento, descansando sobre ellas arcos de medio punto.

El templo presenta bóveda de medio cañón con lunetos. En el altar, una imagen del patrón titular de la iglesia, San Nicolás de Bari. El templo está abierto al culto y puedes entrar a verlo. Se celebran dos misas al día en el templo, por la mañana y por la tarde.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *