Iglesia de San Miguel Cuenca y Bajada San Miguel

La Iglesia de San Miguel de Cuencas fue erigida a fines del siglo XIII y de esta época conserva el primitivo ábside semicircular, es un edificio de transición al gótico que presenta restos de distintas épocas, así restos de la decoración interior y una excelente portada renacentista.

Mezcolanza de estilos que habla de varias cosas a la vez, del paso del tiempo, de la huella que dejaron en sus muros las guerras, la escasez de recursos para terminar en poco tiempo el edificio, que debe postergar su terminación y acomodarse así a nuevos arquitectos, nuevos estilos, nuevas mentalidades.

Conserva junto a la iglesia restos de baños moros, lo que nos habla de una civilización nacida en el desierto y en sus escaseces que vienen a la Península sometiendo a la población con sus técnicas de conquistas llamadas razzias y que pretende hacer tabla rasa de lo vivido por ellos en su desierto y por los españoles aquí en la Península.

Tansforman el paisaje primero con sus técnicas de conquistas a sangre y fuego; y, después, con sus usos y costumbres. El agua para ellos deja de ser un problema y realmente vemos como el musulmán profesa un culto al agua, como lo demuestran sus sistemas de riego, sus fuentes, sus estanques, baños públicos, sus fuentes para las abluciones en las mezquitas, etc.

Estos baños también nos hablan de que la mejor conquista, la conquista absoluta es la que se levanta sobre las ruinas de la anterior población, de esta forma, si los moros llegaron e hicieron mesa limpia arrasando y quemando bosques, documentación y destruyendo todo lo que fuera, con la Reconquista se cristianizan de nuevo los lugares y no es difícil ver como se erige una iglesia allá donde antes había una mezquita. Frente a los baños un arco ojival se encarga de comunicar la Calle Pilares con el llamado Barrio de San Miguel.

El edificio fue cedido al ayuntamiento por intercesión de uno de sus concejales sobre mitad del siglo XX y desde entonces adquiere usos musicales, siendo visitable en Semana Santa y durante la Semana de Música Religiosa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *