Ermita de San Isidro Cuenca Cementerio de Artistas

La ermita de San Isidro de Cuenca está situada extramuros de la ciudad, sobre la Hoz del Júcar, y se trata de un interesante, aunque modesto conjunto monumental formado por la pequeña ermita rural que presenta un cementerio a cada lado, en un marco paisajístico incomparable.

Está situada junto al Castillo y en la Plaza del Trabuco. Hay que decir que las ermitas son lugares de culto público, erigidas generalmente en honor a alguna devoción o en recuerdo de algún hecho o de algún milagro. Al cargo de las mismas suele haber una ermitaño o santero que se encarga de su mantenimiento y aderezo; y en ellas oficia, por lo general, el párroco de la villa.

En el pequeño cementerio de San Isidro que está junto a la Ermita de San Isidro de Cuenca, están los restos de Fernando Zóbel y de Antonio Saura, dos artistas que reposan junto a los 150 canónigos de la catedral. Antonio Saura descansa en él desde 1998 y junto a él dos de sus hijas, Elena desde 1983 y Ana desde 1990.

El cementerio, que se data en el siglo XVIII, es propiedad de la Hermandad de San Isidro Labrador, Vulgo Hermandad de Arriba, también acoge los cuerpos del imagineroLuis Marco Pérez, y del poeta Federico Muelas que fue Premio Nacional de Literatura en 1964.

El cementerio está situado aproximadamente a un kilómetro del barrio del Castillo, cercano al casco antiguo de Cuenca, lo que no deja de ser una singularidad; y fue declarado Patrimonio de la Humanidad.

Visitando la Ermita de San Isidro si miramos a la derecha del recinto del cementerio, en una fila de seis alturas o pisos están los nichos destinados de forma exclusiva para los hermanos de San Isidro; y situados enfrente, están descansando unos 150 canónigos del Capítulo Catedral de Cuenca. También, recientemente, se han creado 42 columbarios; con lo que el cementerio da acogida a dos tipos de enterramientos, por inhumación y por incineración

La Ermita de San Isidro y su construcción se inició mediante donaciones y limosnas dadas por Juan Lancáster Obispo de la Diócesis de Cuenca, la hermandad de san isidro encargada del cementerio se fundo por cuatro labradores.

Momias en el Cementerio de San Isidro Cuenca

Como curiosidad, en el cementerio de San Isidro descansan las momias encontradas en una vivienda particular cercana a la iglesia de San Cruz, en 1930 en plenas obras de reformas en una casa particular el albañil Victor Pérez encontró un osario con una colección de momias, posteriormente fueron donadas al cementerio de San Isidro donde eran expuestas en una vitrina al publico, actualmente no están expuestas al visitante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *