La Endiablada Fiesta en Almonacid del Marquesado

La Fiesta de La Endiablada tiene lugar en Almonacid del Marquesado, un pueblo conquense que no debes dejar de visitar sobre todo en estas fechas de fiestas que fueron declaradas Fiesta de Interés Turístico Nacional en 1964.

Lo que se celebra en estas fiesta son las festividades de la Candelaria y San Blas se celebran los días 2 y 3 de Febrero. Durante estos dos días se come y bebe invitado por el pueblo. La población participa mucho en esta tradición y se disfraza con trajes llamativos para las danzas típicas y sus desfiles con grandes cencerros a sus espaldas evocando tiempos en los que reinaba la primigenia cultura ibera.

Los disfrazados portan gorros con flores el día de la Virgen y tiaras de obispo el día del santo, llevando en la manos un cachiporra. La costumbre es recorrer el pueblo haciendo, con el movimiento del cuerpo, sonar los cencerros. El que hace de diablo mayor, va vestido de rojo y ejerce de autoridad máxima en los festejos.

Es una fiesta en la que el hombre es protagonista, hombres y niños se adornan vestidos estrafalariamente y con colores muy llamativos, ciñéndose a sus cinturas varios cencerros, dos o tres, de gran tamaño y que harán sonar durante todo el tiempo de su caminata.

La fiesta congrega a propios y foráneos que disfrutarán de estos festejos y que se verán tentados para integrarse en todo el ceremonial.

No parece que exista documentación que de pistas sobre estas celebraciones pero una de las leyendas que se cuentan es que esta tradición tiene origen en que la Virgen María, cuando dio a luz al Niño Jesús, la acompañaron los pastores que portaban porras y cencerros grandes para defenderla de los diablos, de los males, que se le podían presentar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *