Los Rascacielos de Cuenca Barrio San Martín

El barrio San Martín parte desde el ayuntamiento hasta llegar a la parte baja orillas del río Huécar, Todo el conjunto antiguo de Cuenca esta sobre un cerro y antiguamente los edificios se adaptaban a la fisonomía que imponía el terreno donde se levanto la ciudad de Cuenca y barrios como el de San Martín.

Esta peculiar y original forma de construir nos permite ver hoy en día increíbles edificios que imitan a los famosos rascacielos de las grandes ciudades.

los edificios del barrio San Martín son edificios normales de 3 o 4 plantas, pero al mirarlos desde la perspectiva trasera podemos ver edificios de hasta más de 11 plantas.

El periódico estadounidense The Huffington Post se hizo eco y edito una guía sobre Cuenca en la sección de viajes, en el articulo podemos ver bien explicado el origen de Cuenca recreándose en su ambiente y destacando los rasgos más singulares de la ciudad y su entorno como los principales monumentos de la parte antigua de la ciudad o las Casas Colgadas y los rascacielos del barrio San Martín.

Uno de las cosas que mejor recuerda de su viaje por Cuenca fue el comentario del guía turístico que le mostró la ciudad de cuenca en una visita guiada, según el cual: “En Cuenca tuvimos los rascacielos antes que Nueva York”, refiriéndose a los rascacielos del barrio de San Martín, que su construcción data del siglo XV.

La construcción de “Los Rascacielos de Cuenca” es tan curiosa como que allá donde podéis ver varias plantas, no se tiene acceso al edificio por la más baja, como sería lo normal en cualquier edificio usual, sino que la entrada quedaría, dependiendo de la altura del edificio, aproximadamente por la mitad del mismo.

De este modo podría quedar alguna planta en la parte más elevada del edificio tal y como puede ser apreciado por vuestros ojos, en la parte superior; y se habría que bajar unas dos plantas que normalmente suele encontrarse en la parte de abajo, con todo lo curioso que pueda parecer al turista o visitante que viaje a Cuenca.

Rascacielos muy particulares que no hacen sino ser una adaptación de la arquitectura al terreno, de forma que un edificio, que puede datar del siglo X, puede a la vez ser un apartamento ubicado en una cuarta planta y una sexta planta al tiempo, porque se ha excavado ahondando en la roca.

Esto pasa con todas las casas de una misma calle, C/ Alfonso VIII, desde el número 1 al 77, en las que una planta baja puede convertirse en una quinta planta, dependiendo de por donde se mire el edificio, por su entrada puede verse una altura de unas cuatro plantas y ganar por detrás unas seis plantas más por la adaptación al terreno.

Muchos de estos edificios del barrio de San Martín se han transformado en coquetos apartamentos turísticos y alojamiento rurales que tendrás la oportunidad de disfrutar si te pasas por aquí en tus vacaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *